jueves, 21 de julio de 2011

Selva de Puno

En el sureste peruano se delimita el departamento de Puno, conformando por parte  de la meseta occidental del Collao, y al norte le circunda el cinturón de la yunga amazónica o selva alta, de complejos relieves montañosos, con valles angostos y profundas quebradas, siempre cubiertos por una selva impenetrable. En sus zonas más bajas coronan las nombradas colinas “ceja de montaña”. Allí ubicamos los valles de Tambopata e Inambari, cuna del distrito de San Pedro de Putina Punco, uno de los diez distritos que conforman la Provincia de Sandia, calificada como capital del mejor café orgánico en el mundo de la Central de Cooperativas Cafetaleras de la provincia de Sandia (CECOVASA), de la variedad Tunki Titicaca.



Comunidad de San Juan del Oro, la que se halla en ruta, a veinte minutos previos del distrito de San Pedro de Putina Punco.


El significado del nombre de San Pedro de Putina Punco es consecuente con San Pedro, en honor del nombre del primer colonizador, el boliviano Pedro Coaquira, que vino huyendo de la Guerra del Chaco (entre Paraguay y Bolivia, se libró desde mediados del año 1932 hasta junio de 1935, por el control del Chaco Boreal). Putina, vocablo aymara quechua, significa cálido y húmedo. Punco, voz aymara quechua, que simboliza compuerta. Es un distrito de reciente creación, del 13 de mayo de 2005.

Local municipal del distrito de San Pedros de Putina Punco


Debió recorrerse durante nueve horas y 35 minutos de distancia, que separa la ciudad de Juliaca con el casi aislado distrito de San Pedro de Putina Punco, en la ceja de selva de Puno. En un esfuerzo de transportarse a bordo de una camioneta por una trocha carrozable en mal estado (en época de lluvias es pésima e intransitable).




Alumnado del Colegio Simón Bolívar de San Pedro de Putina Punco



La biodiversidad de su flora deja a uno extasiado ante una coexistencia de frondosa floresta rivalizando entre sí, en un terreno hostil que les niega su espacio vital, haciéndoles que estos emerjan desde la lobreguez del suelo ensombrecido por copiosos árboles que entorpecen la llegada de los rayos solares para fortalecer su desarrollo. Dentro de este caos armonioso de formas, color y textura, se hace una difícil elección de un punto apropiado para la composición de la toma. Con agudeza visual, selecciono el sector a trabajar y con movimientos armónicos de la cámara va tomando forma el encuadre deseado, dentro del visor o pantalla de esta.  


Otro factor a ser tomado en cuenta es la exposición que está relacionado con  la medición de la exposición de la luz, que capta los tonos cromáticos de la escena como entonaciones descoloridos o lavados (sin detalle en el color, saliendo estos blanquizcos), sobre todo en la hora senil. Obligando a utilizar el mando de compensación de exposición (botón con símbolo de +/-) para conseguir el valor correcto en la toma. 




La lectura que nos brida el paisaje, ha de ser evaluada y estudiada, para poder discernir el ritmo que se le ha de dar a la toma por capturar. Puede hacer que nos obligue a trabajar por planos (primer plano o el  plano secundario), acorde con lo que se desee destacar de él, esto también  influirá en  la determinación del valor de exposición en la toma. Solo queda dejar fluir en uno, el lenguaje visual que se ha de compartir.


Vista de la ladera opuesta del cerro que colinda con el colegio Simón Bolívar, donde se aprecia la forestación natural de nuevas especies madereras en la zona.




Selva Alta
En sus partes más altas, generalmente envueltas en niebla y lloviznas, se ubican los bosques de nubes. La vegetación en las yungas es quizás la más exuberante de los trópicos, con muchas orquídeas, begonias gigantes y helechos arbóreos.































Sikuris

1 comentario:

Justinjeampier Aquino tintaya dijo...

puedes subir una foto del colegio simon bolivar todo alumnado en la formacion a 2do grado xfa de San pedro de putina punco