lunes, 28 de septiembre de 2009

Como hice mi Exposición Fotográfica

Todo reportero gráfico, siente la necesidad de dar a conocer a los demás, su vivencia interna, la serie de fotos que han marcado huella en su accionar periodístico, al margen de su trabajo cotidiano. Son imágenes muy íntimas con las cuales uno se identifica y quiere compartir como fuente de motivación para los nuevos valores de esta profesión.

Armar una exposición fotográfica, no es cosa fácil, para ello se dispone de dos caminos:

El primero.- Seleccionar un tema y el artista de la cámara lo desarrolla en un lugar predeterminado, con iluminación controlada, siguiendo la secuencia de toma prevista y estudiada con anterioridad con su personaje o modelo; dando como resultado un trabajo homogéneo para ser elaborado bajo parámetros controlables y ser expuesto para un determinado público espectador.

Segundo caso.- Un poco personal, del cual he de hablar. Para empezar, preparar mi primera exposición me tomó tres años la elección y selección de las fotografías, comprendido dentro de un periodo de diez años de vida profesional. Se trata de tomas hecha en negativos blanco y negro, que realicé en diferentes lugares del territorio patrio, utilizando diferentes tipos y marcas de películas fotográficas que fueron procesados bajo diversos parámetros de revelado; en otras palabras estoy hablando de un sancochado de variables heterogéneas que tiene que converger en un resultado final que es la selección de fotos para una exposición.

Esto me llevo a ser muy estricto conmigo mismo en la selección del material fotografiado.

1º. Solo me concentré en las imágenes que reunían toda su información temática dentro del área total del fotograma, conocido como de Full Encuadre, en el momento previo de conceptuación de la toma para que ésta no requiera posterior edición.

2º. El contenido de la imagen seleccionada, tenía que hablar por sí sola y tenía que interactuar con la imagen que la acompañara dentro del bloque de la secuencia narrativa. Hay que tener en cuenta que son tomas fortuitas captadas en mi quehacer periodístico, en lugares distintos y condiciones climáticas variadas.


3º. Viendo los negativos empecé por el proceso de selección, las catalogaba por temas, tenia en mente como título de la exposición “Encuentro de Dos Mundos”. Cuando me aproximaba al término del proceso selectivo, percibí grupos de buena toma que no encajaba con la temática, obligándome a crear otra posible exposición que la denominé “Detalles” quedando al final una tercera opción no expuesta.

4º. Para determinar el orden secuencial, ideé en una hoja A3 cuatro niveles de cinco recuadros de 48 x 72 mm por línea, donde con la ayuda de la ampliadora a la que cambie su foco original por un foco común, proyecté en el papel el negativo elegido, dibujando el motivo que contenía; y en el margen inferior del recuadro, anoté el código del rollo al que pertenecía, fecha y año de la toma. De esta manera, visualizaba la idea que estaba por presentar.

5º. Seleccioné los negativos por su densidad y posible tipo en grado de papel a usar en ello, para su posterior positivado en hoja fotográfica similar a la que emplee en el trabajo final.

6º. En una cartulina dúplex, doblada y cortada en cuatro calé en una de sus caras las áreas de la imágenes de la fotos agrupadas por secuencia temática, obteniendo un portafolio que me sirvió para presentar el proyecto a las distintas entidades que me brindaron su apoyo en la realización de la misma, logrando separar la sala de exposición con un año de anticipación.


7º. Trabajé los 52 negativos seleccionados en papel Kodak Élite, multigrado siguiendo los parámetros del proceso de exposición y revelado determinado por el fabricante. Utilizando en ella una caja de 50 hojas de las dos asignadas por la Kodak.
Con la segunda caja, copie las fotos de mi segunda exposición “Detalles” que expuse un año después en la misma sala concedida por la Alianza Francesa de Lima (ex local Wilson).

Hoy en día, el ciber espacio nos ofrece la posibilidad de exponer nuestro material fotográfico, ya sea en un blog ó una página Web, donde puede ser visitado por un público heterogéneo que le sabrá dar el valor al esfuerzo de nuestro trabajo, sin necesidad de realizar tantos trámites tediosos para ser visto por un segmento reducido de nuestro lugar de origen.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias x el entusiasmo en la fotografia que de hecho la compartimos...he posteado esta pagina en NNfotógrafos de Face....

robito dijo...

Buenos consegos y recomendaciones querido amigo, la experiencia siempre es muy valiosa y creo que en este caso todo es hacertado